velazquez06

Esbozo de una metafísica de la afectividad (III)

En el sentido que aquí le otorgo, solo existe afectividad en las personas, cuyas facultades superiores están abiertas hacia un crecimiento sin término. La clave de la educación de toda la afectividad es la voluntad inteligente, potenciada por los hábitos adecuados: la vida afectiva de una persona cumplirá mejor su función en la proporción en que el amor electivo sea de más entidad y categoría.