Artículos publicados por Número 10

vaneyck01

Sustancia y pensamiento en la teología aristotélica. Hitos históricos de la definición de persona

Publicado por Alberto Ross

El propósito de este artículo es mostrar el itinerario argumentativo que sigue el Estagirita en su Metafísica para llegar a la conclusión de que hay una substancia cuya única actividad es pensarse a sí misma y que dicha substancia puede identificarse con dios. Para ello, en el apartado inicial reconstruiremos el primer paso de la argumentación aristotélica a favor de que hay una substancia eterna e inmóvil…

vaneyck02

Conjectures: Logic and the Thomistic Debate on Human Freedom and the Divine Causality

Publicado por Walter Redmond

In the question of human freedom, the theist is worse off than the non-believer. Both must explain how I can perform a free act in a physically determined universe. But the theist must also explain how I can act freely in a universe where God not only causes everything but also knows what I shall do. If the theist is a Christian, he has one more problem: he must reconcile human freedom…

vaneyck03

Si la libertad, el conocer y el amor son, según Nédoncelle, ‘Trascendentales personales’

Publicado por Juan Fernando Sellés

Además de la distinción entre persona y naturaleza, otros temas de vital importancia en la antropología de Nédoncelle son la libertad, el conocimiento, el amor, la intersubjetividad y la relación personal con Dios. En este trabajo nos preguntamos si la libertad, el conocer y el amor personales son, según Nédoncelle, de orden categorial o de orden trascendental, es decir, del orden de las facultades superiores de la persona –la inteligencia y la voluntad–, o si radican en la interioridad personal…

vaneyck04

El amor y la virtud como claves antropológicas para el logro de la felicidad en San Agustín

Publicado por Josefa Rojo

El propósito de este artículo es hacer ver que en la antropología de San Agustín –que puede calificarse de moral– existen dos claves fundamentales para el logro de la felicidad: el amor y virtud. No es suficiente para alcanzarla el conocimiento de la verdad, sino que hay que dirigirse hacia la verdad. Lo que mueve a hacerlo es el amor. Pero como el hombre es libre, puede no amar lo mejor…

vaneyck05

Las instrumentalidades del dinero: Ventajas y riesgos

Publicado por Tomás Melendo Granados

Supuesto el ser meramente instrumental del dinero, tratado en artículos precedentes, en este se analizan los diversos tipos de instrumentalidad que le corresponden. No tanto por un afán clasificatorio o tipológico, sino con la intención de captar con más hondura su índole de instrumento puro o de puro instrumento, es decir, su naturaleza cada vez más plena y exclusivamente instrumental. Un modo de ser que hace que, al margen de ese su valor como instrumento, se acerque enormemente a la nada: justo porque el bien de lo útil se sitúa “fuera de sí”…

vaneyck06

Kierkegaard y Virgilio, guías de un itinerario espiritual

Publicado por Gustavo Martínez Elvira

Este ensayo presenta semejanzas entre la obra cumbre de Dante Alighieri, La Divina Commedia, y los escritos del seudónimo Anti-Climacus, El tratado de la desesperación y Ejercicio del cristianismo, a través de los cuales Søren Kierkegaard explicó su teoría de la desesperación y redención. Aun siendo obras con intenciones muy distintas, busco mostrar las enormes coincidencias en la descripción del punto de partida del hombre: la geografía espiritual de la desesperación, así como la necesidad de realizar un itinerario espiritual para alcanzar, junto con el prójimo, la existencia…

vaneyck07

La necesidad de educar según el hábito de la sindéresis

Publicado por Josu Ahedo

El ser humano es dual porque está compuesto de la esencia y el acto de ser personal, aunque aquélla depende de este porque en toda dualidad hay un miembro superior. Esta dualidad implica la existencia de un doble crecimiento, el esencial y el personal. El primero es la esencialización, que consiste en el perfeccionamiento de la naturaleza recibida, en concreto, en el perfeccionamiento de la inteligencia y la voluntad. La inteligencia y la voluntad son potencias pasivas, lo que significa que necesitan ser activadas, no por sí mismas, sino por un hábito activo en acto.