Artículos publicados por Juan Fernando Sellés

brueghel01

La relación personal humana con Dios según Nédoncelle

Publicado por Juan Fernando Sellés

En este trabajo se estudia, según Maurice Nédoncelle, la relación de la persona humana con Dios: ¿la apertura humana a Dios radica, primero y principalmente, en el acto de ser, o sólo y secundariamente en la esencia humana? Se indica que tal vinculación es nativa, radical, novedosa e irrepetible; libre, cognoscente y amante. Se añade que la persona humana es consciente de tal nexo, al que se puede llamar vocación, la cual es creciente o decreciente. Esta unión demuestra que Dios es personal…

vaneyck03

Si la libertad, el conocer y el amor son, según Nédoncelle, ‘Trascendentales personales’

Publicado por Juan Fernando Sellés

Además de la distinción entre persona y naturaleza, otros temas de vital importancia en la antropología de Nédoncelle son la libertad, el conocimiento, el amor, la intersubjetividad y la relación personal con Dios. En este trabajo nos preguntamos si la libertad, el conocer y el amor personales son, según Nédoncelle, de orden categorial o de orden trascendental, es decir, del orden de las facultades superiores de la persona –la inteligencia y la voluntad–, o si radican en la interioridad personal…

monet01

La distinción entre persona y naturaleza humana según Nédoncelle

Publicado por Juan Fernando Sellés

Este trabajo versa sobre la antropología de M. Nédoncelle. En él se sostiene que el pensador francés defiende que el hombre no es simple, sino con una distinción real entre la persona y la naturaleza humana. La persona es una realidad múltiple en los hombres, espiritual, interior, novedosa, irrepetible, relacional. La naturaleza, que es orgánica, es una y común en los hombres. La persona se distingue de la personalidad y del yo porque no admite tipologías. La persona depende de Dios y es inmortal; la naturaleza…

boticelli01

Quién es el hombre

Publicado por Juan Fernando Sellés

Se distinguen en este trabajo tres dimensiones en el hombre: una orgánica, el cuerpo; otra inmaterial, o ámbito del tener, conformada por las dos potencias inmateriales —inte­ligencia y voluntad— y por lo que la filosofía moderna denomina yo; y una tercera, espiritual, ámbito del ser, la persona o espíritu, que conforma la intimidad humana. Se aborda en esta Nota el tema del método cognoscitivo para conocer al hombre y se describe la intimidad humana como coexistencia libre, cognoscitiva y amante.